La importancia del magnesio durante el embarazo

LA FALTA DE MAGNESIO Y LA RELACIÓN CON LAS DOLENCIAS TÍPICAS EN EL EMBARAZO (estreñimiento, dolor lumbar, contracturas, calambres, insomnio, contracciones…)

Mi filosofía es que durante el embarazo no hay que conformarse con estar regular. Es cierto que para mí no ha sido el mejor estado de mi vida, pero tampoco hay que estar incómodas o con dolores. Cuando daba clases de preparación al parto pensaba que el embarazo era un estado de felicidad constante, siempre veía a las embarazadas guapísimas y sonrientes…Todas las mamás me hablaban de lo duro que es el postparto, pero nadie me dijo nada sobre el embarazo. Y eso que me pasaba el día rodeada de embarazadas… Quizás ahora la primera pregunta que haría a una mujer embarazada, sería: ¿Cómo te sientes? Seguro habrá más de una que siente lo mismo que yo…

En algunos libros he leído que había mujeres que cuando se quedaban embarazadas se sentían como nunca y en un estado ideal…Ojalá sea tu caso, porque el mío no fue tan maravilloso como pensaba… Entre las náuseas, los cambios hormonales, el estreñimiento, la tensión en el abdomen, el peso, la sensación de andar como un pato con las piernas abiertas, los cambios en tu cuerpo, los miedos internos que todas tenemos, las preocupaciones cada vez que te hacen una ecografía, los kilos que le decía al gine que me descontara porque acababa de comer… jejeje…Imagino que os habrá pasado ver a chicas con cuerpazos y pensar: ¿algún día volveré a estar así?  Me hace gracia porque luego vuelvo a la realidad y pienso: ” Si tú nunca has tenido un cuerpo así tan delagado y perfecto” jeje.

Muchos días le decía a mi pareja: ¿Pero qué me has hecho?. Ahora estoy de 7 meses y es cierto que cuando sientes esas pataditas tan monas todo se olvida… Imagino que con 8-9 meses las pataditas serán patadones y no creo que sean tan monas… Pero de momento es lo que más me gusta del embarazo!

Por eso en este post hablo sobre el Magnesio, un mineral muy importante durante la gestación que ayuda a reducir cualquiera de estos síntomas:

  • Estreñimiento, tensión muscular, dolor lumbar o ciática, calambres en las extremidades (sobre todo en los gemelos), astenia o cansancio, nerviosismo, insomnio, contracciones de parto prematuras, movimientos fetales constantes e incómodos para la madre, náuseas y /o vómitos que van más allá de los tres primeros meses…

Sigue leyendo