Reflujo en los bebés: Los mejores Consejos y Recomendaciones para Mamis y Papis

Estás preocupad@ porque tu bebé echa bocanadas de leche, vomita o regurgita? No sabes si es normal o tiene reflujo? Se arquea hacia atrás cuando come y tiene episodios de llanto inconsolable?En esta entrada te explicaremos algunas recomendaciones para sobrellevar el reflujo de tu bebé.

Tranquila porque todo pasa… En unos meses podrás llevar a tu bebé en el carrito, dormirá mejor, no tendrás que estar todo el día con el bebé en brazos o con el porta-bebés para mantenerlo vertical, dejarás de obsesionarte por los eructos, los gases y si hace o no caquita.  Y sobre todo no te asustarás cada vez que se ahogue o regurgite al estar tumbado. Todo esto es lo que pasan unos papás cuando su bebé tiene reflujo diagnosticado.

Paciencia porque serán momentos duros para los padres, y necesitaréis la ayuda de toda vuestra familia. Me encanta el concepto de TRIBU, creo que la maternidad se debería vivir así, en familia y que todos pudiéramos ayudarnos entre nosotros. Pide ayuda a tu tribu y aprovecha a descansar cada ratito que puedas. Hazme caso con lo de dormir! Llevo más de 1 año durmiendo poco y creo que todas mis emociones de tristeza, enfado, ansiedad estaban relacionadas con la falta de sueño. No cometas el mismo error que yo y prioriza en dormir!

Mi hija tuvo reflujo y era incapaz de dormir tumbada o con el cabecero de la cuna más elevado.  Mi madre, mi marido y yo nos turnábamos cada 2 -3 horas por la noche. Recuerdo como me ponía el cojín de lactancia en la cama con muchas almohadas y semisentada mi hija dormía sobre mí. Mi madre la sostenía con un brazo en posición vertical, mi marido se paseaba con ella con el fular… El pediatra nos aconsejó mantenerla vertical 30 minutos después de las tomas, así que se me juntaba una toma con la otra, tenía obsesión por los eructos que nunca salían, su tripita estaba llena de gases… Menos mal que con las sesiones de fisioterapia, sesiones de craneosacral y algunos consejos que te cuento en esta entrada, conseguimos sobrellevar los cólicos y el reflujo de mi peque.

Os comparto una foto que me encanta sobre las 2 caras de la maternidad  (espero sueltes una pequeña sonrisa con ella): REALIDAD O FICCIÓN? Las 2 son la misma persona, seguro que si eres mamá te sientes identificada con la foto de la derecha. Hasta que no fui madre no entendí lo que era de verdad la maternidad (y mira que me pasaba el día trabajando con mamás)…

Muchas veces nos venden la maternidad como la foto de la izquierda: la perfección absoluta, una lactancia maravillosa, un bebé robotizado sin llanto, que duerme y come bien, una mamá perfecta monísima que trabaja,  con tiempo para todo, una mamá recuperada al mes, sin kilos de más y con una abdomen plano…

Sin embargo la foto de la derecha para mí es la verdadera cara de la maternidad: un bebé con cólicos, un llanto inconsolable que muchas veces no entendemos, quizás puede ser debido a que no escuchamos realmente lo que nuestro bebé quiere decirnos debido a los miles comentarios y juicios que hace la gente de nuestro entorno; una mamá abandonada con una lactancia complicada con grietas y dolor, agotada, con falta de sueño, en muchos momentos perdida y desinformada en el postparto, desempoderada o lo que es lo mismo con falta de confianza en ella como madre, que deja de seguir su intuición y se olvida de su magia como madre… Que decir de cómo nos sentimos con nuestros kilos de más, nuestras chichas que asoman por nuestros pantalones antiguos que no entendemos porque nos quedan tan apretados, nuestros maravillosos pelos en las piernas y encima el olor corporal tan fuerte que no hay desodorante que pueda con él!

Bueno imagino que algunas pensaréis que soy una exagerada… Quizás sea porque durante un año solo he sido mamá y me he abandoné como persona. Ahora siento que soy madre pero también soy Laura. Imagino que este momento nos llega a todas (a algunas antes o después). Es el momento que yo llamo de querer ser… simplemente de “VOLVER A SER” no sólo mamá. Ahora mismo poco me importa mis kilos de más, mi tripilla, mis pelos ondulados y alocados, simplemente tengo ganas de cuidarme y mimarme un poquito. Imagino que has sentido o sentirás algo parecido… Así que está bien que todo nuestro AMOR vaya para nuestros bebés, pero deja un poquito para ti misma. Cuídate y Mímate!

Aún así pienso que la maternidad es una de las cosas más maravillosas que he vivido, he crecido mucho como persona gracias a mi mejor maestra que es mi hija. Y ahora se lo que significa amor puro e incondicional.

LAS 2 CARAS DE LA MATERNIDAD

Bueno y después de todo el rollo que he contado, no se si me seguirás leyendo o ya te entró el sueño…  jeje Te cuento toda la información sobre el REFLUJO EN LOS BEBÉS.

El reflujo es muy común en la mayoría de los bebés, cerca del 50% de los bebés regurgitan varias veces al día durante los 3 primeros meses de vida. Suele desaparecer a medida que va madurando su Sistema Digestivo y con la introducción de sólidos o la alimentación complementaria a partir de los 6 meses.

No hay una solución rápida de 1 o 2 sesiones de fisioterapia, ni un medicamento que quite del todo el reflujo, es más bien cuestión de tiempo para que el sistema digestivo de tu bebé madure. Es cierto que con la Fisioterapia, muchos de los síntomas que provocan el reflujo pueden mejorar. Lo ideal en estos casos, es estar acompañado por tu médico y tu fisioterapeuta especializado.

  1. REFLUJO GASTROESOFÁGICO: (RGE)

Es el ascenso al esófago de material ácido del estómago con vómitos o regurgitación frecuente. El RGE en los niños no se considera una enfermedad (no incluye la “E” de ERGE).De hecho, el RGE se considera normal siempre que ” parezcan bebés felices sin aparentemente dolor “.

  1. LA ENFERMEDAD POR REFLUJO GASTROESOFÁGICO ( ERGE)

Cuando el reflujo se asocia con otros síntomas más graves (vómitos recurrentes, esofagitis (inflamación del esófago), apnea y pérdida de peso; o si dura más de 12  meses, se conoce como enfermedad por reflujo gastroesofágico o ERGE.La pérdida de peso es el factor discriminante entre reflujo y enfermedad por reflujo.

3 TIPOS DE REFLUJO EN BEBÉS:

  • Reflujo Fisiológico:

El bebé echa las típicas ” bocanadas de leche”  justo después de cada toma. La leche es blanca, no huele a ácido y es poca cantidad. El bebé se ríe y está feliz.

  • Reflujo Gastro-esofágico:

Una cantidad de leche abundante, agria, en ocasiones amarillenta que huele a ácido o a vómito. (es leche que ya había llegado al estómago y ya empezaba a digerirse). El bebé se arquea intentando huir de ese quemazón. Requiere tratamiento médico.

  • Reflujo Silente:

El bebé no llega a regurgitar, la leche se queda en el esternón sin llegar a la boca. Es el típico bebé ansioso a la hora de mamar  ” Se pelea con el pecho ” porque tiene hambre pero también siente dolor.

Síntomas del Reflujo:

  • Vómitos frecuentes, sobre todo en los primeros meses de vida.
  • En ocasiones se niega a comer.
  • El dolor le hace estirarse o arquearse hacia atrás mientras come.
  • Parece como si se “peleara con el pecho”.
  • Poco aumento de peso o incluso pérdida de peso.
  • Llanto doloroso y frecuente.
  • Ruidos respiratorios( sibilancias ).
  • Hipo, tos o estornudos frecuentes.
  • Cólico: llanto inconsolable que dura varias horas al día de etiología desconocida.
  • Lloran con frecuencia si se les tumba, incluso en muchas ocasiones necesitan dormir sobre los papás en una posición más horizontal.

Causas del Reflujo en bebés:

  • Inmadurez del Sistema Digestivo y del Cardias: Este anillo muscular se relaja para permitir que los alimentos pasen del esófago al estómago y luego se vuelve a contraer para mantener los alimentos dentro del estómago. Cuando no está completamente desarrollado, el contenido del estómago vuelve al esófago.
  • Alteraciones del píloro.
  • Si el bebé coge mucho aire durante la toma debido a un posible mal agarre al pecho.

Recomendaciones y Tratamiento del Reflujo en los bebés:

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Tratamiento de fisioterapia a través de técnicas de osteopatía visceral y miofasciales… Se hace una valoración de las causas del reflujo en el bebé y se realiza un tratamiento individualizado tanto para el bebé como para la familia.
  • Tratamientos farmacológicos antiácidos o relajantes del píloro. (estos siempre los diagnosticará el médico).
  • Muy importante hacer eructar al bebé después de cada toma.
  • Coloca al bebé en posición vertical hasta 30 minutos después de las tomas. Puedes ayudarte de los porteos ergonómicos, ya que los primeros meses es posible que se te junte una toma con la otra y te sientas agotada. Si utilizas los diferentes tipos de fulares o mochilas podrás hacer más cosas, incluso salir a pasear o darle de mamar en posición horizontal . Siempre elige un portabebés ergonómico, preguntando a una asesora especializada. En muchas tiendas venden porta-bebés que no son ergonómicos como ergonómicos, por eso hay que tener especial cuidado con los diferentes tipos que existen en el mercado. Si te sientes perdida en este tema, puedes preguntar en un grupo de Facebook que se llama Red Canguro, en el que tanto madres como asesoras suelen ayudar a elegir el mejor porta-bebés.
  • Inclina levemente la cuna para que el bebé no duerma totalmente horizontal.
  • Adopta posiciones verticalizadas para amamantar.
  • Responde a las señales tempranas de hambre, sin esperar a que llore: el llanto es una señal tardía de hambre. El bebé empieza a decirnos con señales sutiles que necesita comer. Si no atendemos estas señales, empezará a agitarse cada vez más. Si termina llorando primero es importante calmar al bebé, ya que en este punto el agarre y la succión van a ser incorrectas.

  • Siempre LACTANCIA A DEMANDA tanto si es pecho como biberón.
  • No pensar que el bebé está lleno o que es imposible que tenga hambre porque ha comido demasiado. Tu bebé necesita mamar con frecuencia porque la leche materna se digiere con mucha facilidad, así que nunca limites las toma o pienses en darle menos leche. A demás, los bebés con reflujo tienen dificultad para ganar peso, por eso es muy importante mantener una lactancia a demanda.Si estás con biberón, no le fuerces si no quiere más, ya que puede haber reflujo o regurgitación como mecanismo de protección.
  • Olvídate los horarios o limitaciones para darle de comer. Tu bebé comerá cuando tenga hambre y no cada 3 horas o 4 horas como se decía antiguamente. Tampoco le pongas el chupete para que aguante más tiempo sin comer. Los bebés terminan a menudo por rechazar el pecho sin han tenido que esperar para tenerlo.
  • Algo que me decís muchas madres es que creéis que vuestra leche no es suficiente o buena para tu bebé. PIENSA QUE  ES PERFECTA PARA TU BEBÉ.
  • Si usas leche de fórmula y el pediatra piensa que tu bebé puede ser sensible a la proteína de la leche de vaca, puede recomendarte algún tipo de leche hidrolizada. No cambies de leche sin antes hablar con tu médico. Incluso es posible que el médico te recomiende espesar la fórmula con una pequeña cantidad de cereal para tu bebé (pero esto sólo es si tu pediatra te lo aconseja). No le des ningún tipo de alimentación complementaria que no sea Leche Materna o de Fórmula antes de los 6 meses.
  • La acidez del estómago aumenta si aumenta el estrés, y el estrés del bebé está asociado al de la madre. Esto no significa que te culpes de nada! Simplemente que te preguntes a menudo <<Qué necesitas?>> Quizás estés cansada, agotada, pide ayuda… Incluso sal media hora a tomarte un café sola o con una amiga aunque sea debajo de tu casa. No reprimas tus emociones, es normal sentirse desorientada con la maternidad. Si cuidas un poco de ti, estarás más tranquila y tu bebé lo notará.
  • No se recomienda el uso de asientos ni columpios, evita la posición del asiento del automóvil porque presiona el estómago y pueden causar más reflujo.
  • Lo más importante es confiar en ti como madre. Lo estás haciendo genial! No dudes de tu grandeza como madre. No dejes que las personas te vuelvan loca con los miles de comentarios, sigue tu intuición y elige que lo más te gusta para tu bebé.

Termino esta entrada agradeciendo a la vida por los cólicos y reflujo de mi hija Lucía. Gracias a ella empecé a interesarme por este mundo de los cólicos. Sin ella nunca habría experimentado la preocupación y desesperación que sentimos los padres. Si escuchamos realmente a nuestros bebés, entenderemos lo que les pasa.

 Un bebé con reflujo y cólicos se siente molesto, con dolor, gases, incluso quemazón en el esternón… No es que quiera estar todo el día en brazos, es que se siente mejor si está vertical y en contacto con su familia.
Piensa que somos los únicos mamíferos que cuando nacemos pasamos tanto tiempo en la cuna o en el carrito. Puede que seamos los humanos los que estemos equivocados no?
Gracias al Método Rubio y la Osteopatía Craneo- Sacral por enseñarme todas las técnicas y por darme la sensibilidad de Escuchar con presencia.
Y gracias a Raquel Chillón fisioterapeuta profesora de diferentes cursos de formación por enseñarme que las técnicas son importantes pero lo más importante es el apoyo a las madres. Una persona maravillosa que te enseña a empoderar a las madres y ayudarlas. Gracias Raquel, tu curso fue fantástico!
Puedes acudir a nuestra UNIDAD DEL CÓLICO DEL LACTANTE en Lanzarote:
INSTITUTO DE FISIOTERAPIA AVANZADA DE LANZAROTE – IFAL,
SUELO PÉLVICO LANZAROTE. Centro Comercial Arrecife,  Avda Medular 61-63 Planta baja Local B, 35500. Arrecife, Las Palmas.
FACEBOOK: www.facebook.com/ifalanzarote/
www.facebook.com/suelopelvicolanzarote/
EMAIL: suelopelvicolanzarote@gmail.com
lucetuembarazo@gmail.com

Gracias – Namasté

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.