Todas las Posturas que puedes practicar durante la Fase de Dilatación para aliviar el dolor de las contracciones:

POSTURAS DE DILATACIÓN:

Lee y practica estas posturas con tu pareja unas semanas antes del parto. Así cuando des a luz estarás familiarizada con todas las posturas de dilatación y te moverás de forma instintiva y natural.

IMAGINA POR UN MOMENTO QUE TE PONES DE PARTO:

¿Cuándo es el momento de ir al hospital, cómo te mueves, cómo respiras?

Ante todo PACIENCIA, porque la dilatación en primerizas suele ser lenta hasta los 4 cm. Puede durar de 6 a 18 horas. El parto es un proceso lento y es mejor no ir con prisas.

En mujeres que ya han dado a luz anteriormente,  el proceso de dilatación suele ser más corto aproximadamente de 6 -8 horas siempre dependiendo de cada mujer y el número de partos que haya tenido anteriormente.

Durante todo el periodo de dilatación (tanto en casa como en el hospital) puedes practicar las posturas y movimientos que vas a ver en las fotos a continuación. Incluso podrás realizar ciertas posturas tumbada o de lado también si estás con la epidural.

En Casa con Contracciones:

Al principio de las contracciones, intenta distraerte lo máximo posible  y no hagas nada especial, simplemente duerme, lee, descansa, haz lo que harías un día normal sin contracciones… Y sigue el ritmo de tu cuerpo.

A medida que las contracciones van aumentando de intensidad, tu cuerpo te irá pidiendo adoptar diferentes posturas y concentrarte más en tu respiración. Justo en este momento es cuando puedes practicar estas posturas de dilatación, siempre que no haya rotura o fisura de bolsa, ya que en esos casos tendrás que acudir al hospital.

Si hubiera rotura de bolsa o fisura, también podrás practicar estas posiciones pero ya en el Hospital.  Recuerda que la Rotura de Bolsa es un signo que implica ir al Hospital.

En el hospital:

¿Cuándo tengo que ir al hospital? Qué pasa si rompo la bolsa?

Cuando las contracciones son regulares y van aumentando de intensidad, cada 5 minutos o menos durante 1 hora (en primerizas) y cada 10 minutos durante media hora o una hora (en multíparas, es decir si has tenido más de 1 hijo) o si hay rotura de bolsa, será el momento de ir al hospital.

En primerizas hay que esperar a tener contracciones regulares cada 5 minutos durante una hora para ir al Hospital, siempre que no haya ningún síntoma de sufrimiento fetal. Si tienes cualquier duda, es mejor ir al Hospital aunque luego te manden para casa.

No es necesario que se rompa la bolsa para que comience el parto, puedes tener contracciones sin rotura de bolsa. También puede ser que la bolsa se rompa y no vaya acompañada de contracciones. Recuerda que en los casos de rotura de bolsa con o sin contracciones deberás acudir al hospital.

Si hay rotura de bolsa y las aguas son transparentes, como si fuera agua del grifo, o cristalina, tranquilamente puedes ducharte y prepararte antes de ir al Hospital. Es decir, si el líquido amniótico es de color transparente como el agua, te daría tiempo tranquilamente a plancharte el pelo (por ponerte un ejemplo para que te acuerdes) o como se ve en la foto hasta pintarte los labios, aunque tu pareja piense que te has vuelto loca. ( 1 hora o 2 horas máximo para acudir al hospital).

Si hay rotura de bolsa y las aguas son de color sucio (verdoso, amarillento, marrón, negras…) puede haber algún tipo de sufrimiento fetal y debes acudir al hospital lo antes posible. Es decir con mucha prisa. Olvídate de pinturitas o de duchas!

En algunas ocasiones la rotura de bolsa no se rompe de forma escandalosa y puede haber una pequeña FISURA, que a veces se confunde con posibles escapes de pipi. Colócate tumbada con un pañuelo en tu braguita, mejor que con una compresa porque así distinguimos bien si está mojado o no, y observa si tumbada sigues perdiendo algo de líquido. Normalmente en posición supina o tumbada no se escapa el pipi, también puedes oler el líquido, si huele a pipi es un escape y si no huele a nada es líquido amniótico.

Si tienes dudas, lo mejor es acudir a tu matrona o ginecólogo.  La fisura de bolsa es un motivo para acudir al Hospital, también depende del color. Si es claro puedes prepararte tranquilamente y si es un color sucio acude lo antes posible al hospital.

Escucha y Respeta tu cuerpo durante las contracciones. Sigue tu intuición; Puedes descansar y no hacer nada o practicar estas posturas para aliviar el dolor de las contracciones. Incluso con analgesia epidural hay posturas que facilitarán el descenso del bebé. Pero lo más importante es que te preguntes que necesitas en cada momento (quizás sea mover tu pelvis, cadera, quedarte quieta, andar, una ducha, un baño (mejor a partir de los 5 cm), descansar, tumbarte entre contracciones…

La presencia de tu pareja o acompañante tiene que ser una ayuda en lugar de ser una distracción o inhibición del proceso. Es importante que esto lo hables con él porque si están tensos a veces nos contagian los altos niveles de adrenalina y hormonas del estrés que segregan.

Habrá ocasiones en las que desees permanecer sola y no sentirte observada para poder gemir, gruñir o tirarte pedetes si te apetece (jeje). Y otras te gustará sentirte acompañada. Puedes consultar la entrada de ” Plan de Parto para el Papá“. En esta carta que yo escribí cuando estaba embarazada, le explicaba cómo me gustaría que me acompañara durante el parto. Puedes escribirle la tuya personal. Por ejemplo durante las contracciones puedes pedirle que te ayude con masajes en la espalda, sacro, lumbar… Siempre respetando tus necesidades… Es una forma de mantenerle implicado en el parto y que no se sienta perdido durante el proceso. Muchas veces no saben qué hacer y cómo pueden ayudarnos.

RECUERDA!: ¿Cuándo hay que acudir al hospital? : 

  • Rotura o fisura de bolsa: si el líquido es claro sin ninguna prisa y si es verde amarillento o marrón con prisa.
  • Manchar como un regla.
  • Ausencia de movimientos fetales.
  • Dolor abdominal intenso que no cede.
  • Contracción de más de 3 minutos de duración. (una contracción durará como mucho 1 minuto o minuto y medio, y habrá un descanso entre contracción y contracción. Si tienes un dolor intenso permanente que no cede, es importante que vayas al hospital porque puede ser un desprendimiento de placenta).
  • Fiebre alta de origen desconocido.
  • Dolor de cabeza con molestias de visión.
  • Vómitos y náuseas persistentes.

¿CÓMO PUEDES PRACTICAR LAS POSTURAS DE DILATACIÓN? (revisa todas las fotos al final de la entrada)

Unas semanas antes del parto practica estas posturas de dilatación, intentando crear la misma atmósfera que desearías para el parto: un ambiente íntimo y acogedor con una temperatura agradable, si es de día,  puedes cerrar un poco las cortinas y poner una luz tenue, incluso velas, ya que por la noche las contracciones suelen ser más eficaces. Prepara música relajante o sonidos naturales como el mar, una banqueta baja, una silla, varias almohadas. El cojín de lactancia y la pelota de pilates son muy útiles para la dilatación, pero no son indispensables, puedes hacer lo mismo con un montón de almohadas.

En el momento del parto, tanto en casa como en el hospital, el permanecer en un entorno íntimo con una temperatura agradable y el estar lo más relajada posible, potenciará la secreción de hormonas (oxitocina) que son las que estimulan las contracciones.

Muchas de estas posturas de dilatación vienen del Yoga, por eso si lo has practicado durante el embarazo, te surgirán de forma instintiva.

Imagina el parto como una especie de danza corporal en la que te moverás con total libertad siguiendo las sensaciones internas. Permítete expresar lo que necesites: movimientos, sonidos, diferentes posturas. Quizás cantes, te quejes, grites, andes, muevas tus caderas…O incluso gruñas como una leona en el momento en el que el bebé está saliendo.  No reprimas tus sentimientos o el dolor, exprésalos de forma desinhibida.

Puede ser que no tengas ganas de nada, no te preocupes si esto ocurre, es una señal muy buena porque tu nivel de adrenalina estará bajo y esto hará que tu parto progrese de maravilla.

Lo más importante es intentar <desconectar del mundo exterior> El arte de parir consiste en desinhibirse completamente.

Si el desarrollo del parto es muy lento o se detienen las contracciones, puedes probar a darte una ducha, incluso colocar un taburete mientras el agua cae sobre ti y te masajea la zona lumbar.

¿Cuándo es aconsejable darse un baño durante la dilatación?

  • A partir de los 4-5 cm de dilatación y durante máximo 1- 2 horas. La inmersión en agua templada puede aliviar el dolor de las contracciones, facilitar la dilatación y la relajación muscular.
  • El agua tiene que estar a temperatura corporal no más de 37ºC.
  • La inmersión en una fase temprana del parto puede inducir a partos prolongados y al uso de analgesia epidural y oxitocina. Por eso se aconseja a partir de los 5 cm de dilatación.¿QUÉ SON LAS MANIPULACIONES PÉLVICAS- SACRAS?

El acompañante las realiza en el momento de la contracción según las necesidades de la futura mamá:

  • Masaje descendente lumbar.
  • Presiones por toda la espalda: lumbar, dorsal y cervical
  • Presión mantenida en lumbar, sacro.
  • Movilización en miembros inferiores.

 

DURANTE LA CONTRACCIÓN:

¿Qué hago cuándo me viene una contracción y todavía no he roto la bolsa? (recuerda que la rotura de bolsa es un motivo para ir al hospital)

  1. Adopta una POSICIÓN FACILITANTE : es aquella postura en la que sientes que las contracciones son menos dolorosas. Una vez que te hayas familiarizado con las posturas, intenta cambiar a menudo: de pie, de rodillas, cuadrupedia… Encontrarás todas la posiciones en las páginas siguientes.  Normalmente no suele apetecer andar o moverse mucho, solo adopta la postura facilitante y concéntrate en la respiración. Elige la más cómoda para ti, depende de cada mujer. Por ejemplo hay muchas mamás que al ponerse de parto se sienten muy cómodas con la pelota de pilates y otras como es mi caso que no quería ni ver la pelota, solo aguantaba en 4 patas y de lado.
  2. CONECTA CON TU RESPIRACIÓN:
  • Empieza con una respiración profunda y tranquila – RESPIRACIÓN ABDOMINAL. Puedes inspirar por la nariz y espirar por la nariz o boca, según te resulte más cómodo.Cuando las contracciones vayan aumentando de intensidad, tu cuerpo te pedirá cambiar a otro tipo de respiración y adoptar otras posturas facilitantes. Tendrás menos ganas de hablar y cualquier distracción puede resultarte molesta. Cambia a menudo la postura siempre escuchando tu cuerpo para saber cuál es la posición más cómoda.
  • Si sientes que la respiración abdominal no te calma, puedes practicar la                “ Respiración de la Vela ”: inspira tranquila y espira por lo boca, como si quisieras soplar una vela sin llegar a apagarla.  Intenta soplar lo máximo que puedas, sin forzar la respiración.  No retengas la respiración ni la bloquees. Quizás necesites soltar sonidos, suspiros, quejidos, vocales como: aaaaaahhhh.  Recuerda tu cuerpo es sabio y está preparado para parir, sólo tienes que escucharlo y dejarte llevar por tu intuición.

3. RELAJA TU SUELO PÉLVICO: Cuando exhales visualiza tu suelo pélvico relajado. “ Como una flor que abre sus pétalos hacia fuera ”. Pero no  empujes, es sólo una sensación muy sutil.

4. SI LO NECESITAS, EL ACOMPAÑANTE PUEDE DARTE MASAJES, PRESIONES  ( FOTO MANIPULACIONES PÉLVICAS Y SACRAS ) .

¿QUÉ PUEDES HACER ENTRE CONTRACCIÓN Y CONTRACCIÓN?  justo es el momento en el que no hay dolor y te permite descansar:

  • POSICIÓN FACILITANTE: Encontrarás todas las posiciones en las páginas siguientes.
  • REALIZA MOVIMIENTOS PÉLVICOS Y DE CADERAS de forma intuitiva o DESCANSA SI LO NECESITAS hasta la siguiente contracción.
  • Pelvis delante – detrás. Círculos con toda la pelvis – “8” infinitos.
  • Balanceos hacia los lados.
  • Movimientos de caderas: rotación interna y externa.
  • Pequeños pasos apoyada sobre algo, levantando un pie y luego el otro o puedes andar si lo prefieres entre contracciones.
  • OXIGÉNATE Y RELAJA TU CUERPO: hacer mínimo 2 respiraciones abdominales profundas y tranquilas para recuperarse entre contracciones, ya que el parto puede ser largo y si estás muy activa puedes agotarte antes de tiempo. Oxigénate entre contracción y contracción.
  • ESCUCHA TU CUERPO: Lo ideal es prepararse para un parto en el que confíes en tu instinto animal y descubras esa fuerza de leona que llevas en tu interior.

Para tu tranquilidad, date cuenta que TODAS SABEMOS PARIR! ES ALGO FISIOLÓGICO Y NATURAL… Y no es necesario prepararse tanto para el parto, ni aprender a respirar… Lo que sí es importante,  es informarse y leer mucho sobre lo que significa PARTO RESPETADO para saber que prácticas son adecuadas y no sentirnos como si fuéramos enfermas en los hospitales.

También hacer una preparación algo diferente tanto física como emocional adecuada con ejercicios de yoga, meditación, masaje perineal, autoconocimiento interior nos ayudará a potenciar la confianza en nosotras.  El resto de cosas ya no depende tanto de nosotras…  Si llegas al parto sabiendo que has dado lo mejor de ti, te sentirás tranquila con cualquier acontecimiento. Desde el coaching es lo que se llama tu Círculo de Influencia, puedes leer esta entrada pinchando aquí.

En mis clases de preparación al parto me gusta invitaros a que seáis las PROTAGONISTAS DE VUESTRO PARTO y vayáis preparadas, ágiles gracias a los estiramientos y el yoga, tranquilas gracias a la meditación y la relajación, vuestro suelo pélvico flexible gracias al masaje perineal, contentas gracias a disfrutar de vuestro embarazo, felices porque pronto conoceréis a lo más maravilloso que será vuestro futuro bebé, confiadas gracias a potenciar vuestra autoestima y creencia en vosotras Esta es la verdadera preparación…

PARIR Y CUIDAR A VUESTROS BEBÉS SALE DE FORMA INNATA!

Descarga el pdf con todas las posturas facilitantes en: http://bit.ly/2lgn9PR

O puedes verlo a continuación en forma de imágenes.

Espero todos vuestas dudas y comentarios ! Incluso vuestras experiencias durante la dilatación… ¿Cómo os movíais? ¿Qué sentíais?¿Qué postura o posturas os aliviaban el dolor de las contracciones?

Quiero saberlo todo! jejeje

Namasté

FOTOS LAURA VAZQUEZ Y MARTA FONTANET

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.