Experiencias Mamis

Me gustaría que pudiéramos compartir cualquier historia o anécdota relacionada con el parto, pujos, respiración, dilatación, movimientos, posturas durante las contracciones…

Cualquier experiencia que os apetezca contar a una FUTURA MAMÁ que pasará muy pronto por lo mismo que nosotras.

Quién se anima a contarnos su Historia?

Happy pregnant women waiting for babies

Que te gustaría contarnos?

14 pensamientos en “Experiencias Mamis

  1. Hola chic@s;
    Quería hablaros un poco de mi experiencia en los dos partos que he tenido y lo útiles que me han resultado las clases de preparación al parto. Las respiraciones me han ayudado a mantener la calma en todo momento y ha hacer soportable el dolor. Cuanto más tranquila estés más recuerdas todo lo que has aprendido en estas clases y lo recuerdas con más facilidad. El primer parto fue por cesárea así que no llegue a poner en practica los pujos, pero en este último parto que fue vaginal tuve que empujar y no tuve ningún problema siguiendo lo aprendido en preparación al parto y la ayuda de la matrona todo salió perfecto. Yo sigo pensando que las clases de preparación al parto son muy útiles y que hay que llevarlas a la práctica cuando llega el momento, ya que te van a ayudar a relajarte y a “tener una hora más corta” como coloquialmente se suele decir.

    • Muchas Gracias Beatriz por contarnos tu experiencia!! Se agradece mucho todo tipo de comentarios que puedan ayudar a las futuras mamás. Me alegro que las clases de preparación al parto te sirvieran….
      Te mando un abrazo enorme!! y mil graciassssss!!!

  2. Hola! Mi experiencia ha sido estupenda tanto en la preparación al parto como en la recuperación. Gracias a Laura he tenido mi segundo bebé sin ningún problema. Me recupere de mi episiotomía de 11 puntos sin problema dejándome guiar y utilizando la radiofrecuencia que ella misma me dio. La verdad es que ha sido estupendo poder contar con ella! No me cansaré de recomendársela a todas mis amigas!

  3. Mi experiencia en los partos ha sido muy buena gracias a las clases de preparación. Sin ellas hubiese estado perdida! La respiración es fundamental no solo para el empuje sino para mantener la calma. Lo más importante es rodearte del mejor equipo de expertos y sin duda yo lo hice.
    Las clases no sólo son para darte teoría, lo bueno es la práctica, las posturas que te enseñan, lo bien que te explican por lo que vas a pasar, que vas a sentir… Un buen equipo de médicos, unas buenas clases y ser positiva es lo que necesita toda mama para estar preparada! Es la mejor experiencia de vida! Sino que me lo digan a mí que me animare a ir a por un tercero 😉

  4. He tenido un bebé hace casi 5 meses y a pesar de todo lo que voy a escribir, estoy encantada con el bebé!! y claro volvería a pasar por todo esto mil veces,
    aunque me hubiera gustado conocer algunas cosas de antemano ya que soy madre primeriza.

    El embarazo visto a día de hoy fue perfecto, las que esteís embarazadas disfrutadlo a tope!! a pesar de las nauseas y malestar de las primeras semanas(aproximadamente hasta la semana 14 en mi caso), y no, no estáis cansadas de verdad… sólo un poco debilitadas por el esfuerzo y trabajo adicional del cuerpo.
    Pero estamos preparadas para eso y mucho más.

    Tendréis un pelo precioso, la piel radiante, algún kilito de más pero que no queda nada mal…

    Cuando llegaba al final del embarazo pensaba sólo en el parto… qué miedo!! pues chicas no es para tanto, duele, claro, pero no gritarás, ni será desagradable, la epidural te da una energía… creo que debe tener efectos alucinógenos, yo recuerdo al Ginecólogo como un super héroe… y después del parto en la revisión lo vi tan normal…
    que decepción.

    Ahora después del parto llega la cruda realidad, aprovecha el hospital para descansar y sólo pensar en tí y el bebé, limita las visitas.

    El bebé te encanta pero no lo entiendes, no sabes que quiere… ni sabes qué hacer… pero poco a poco le empiezas a conocer y a enamorarte de él.
    Mi historia no fue de flechazo a primera vista ha sido más con el tiempo.

    Quizá porque en el hospital y en casa las primeras semanas estás dolorida, con pocas fuerzas, y con un cambio en tu vida y rutinas tan grande que no eres capaz de dejar fluir los sentimientos hacia tu hijo; la naturaleza hace lo suyo y te va liando poco a poco hasta que tienes una dependencia tan fuerte que incluso duele…cómo puedes querer tanto y preocuparte tanto por esa cosita…

    Efectos secundarios del parto, periodo de postparto:

    Suelo Pélvico debilitado: incontinencia, problemas para ir al baño, infección vaginal… puedes tener estos síntomas ó no, no pasa en todos los casos, pero mejor conocer que puede suceder.

    Dolor por la subida de leche ó por la no subida de leche si querías darle el pecho…

    Familia todo el día pendiente de tí, aunque no siempre te apetece tener visitas

    Sexo… Increíble que algunas se queden embarazadas en la cuarentena!!!

    Ahora han pasado 5 meses, he empezado a trabajar y le echo mucho de menos… salgo del trabajo como una loca al volante, no sé cuantas multas voy a coleccionar, mi mejor plan es estar con él…
    aunque no me deje dormir toda la noche…más de 112 noches sin dormir y aún me levanto en cuanto le oigo… debo estar enferma.

    Muchas gracias por venir a mi vida mi pequeño Javier

    • Muchas Gracias por contarnos tu realidad… A veces pensamos que todo es maravilloso y hay que ser conscientes que el postparto es durillo en bastantes aspectos… Pero que todo merece la pena cuando miramos a nuestro bebé!

      Gracias por tu comentario! Un abrazo.

  5. Mi pequeña tiene ya 19 meses, y no hay un sólo día que pase sin mirarla y maravillarme por haberse formado dentro de mí.
    Mi experiencia, aunque terminara en el quirófano, fue positiva y todas mis palabras son de ánimo para aquellas futuras mamis.
    Soy una gran amante del deporte y durante mi embarazo aunque con restricciones, seguí practicando deporte hasta un día antes del parto. Combiné con clases de yoga, buscaba un control mental que sin duda, lo encontré. Mi idea era intentar un parto natural y no me refiero sólo al tema de no epidural. Realicé los famosos masajes perineales a diario, cuide mi alimentación, dejé el café, leí bastantes libros, vi vídeos de partos naturales… ( que os voy contar que no sepáis 😉). Y, por fín llegó el día del parto, yo lo recibí con mucha alegría y cero miedos, había leído tanto al respecto que estaba bastante tranquila. De hecho, a pesar de que el hospital estaba a casi 2 horas de mi casa, decidí esperar. Y así lo hice, la verdad siempre tuve dudas de en qué momento ir, pues pensé tendría más dolor. Cuando llegué al hospital, y tras una primera valoración por la matrona (preguntándome si podía valorarme, ahí me di cuenta de que sin duda acerté con la elección del hospital) me dice que estaba dilatada de 8 y que apenas me quedaban un par de horas. Pero finalmente, y tras unas 13 horas de trabajo, e incluso llegar a hacer expulsivos durante una hora, me dice la pediatra que debido a una descompensación de su cabeza con mi canal de parto, tiene que ser cesárea. Al principio, he de reconocer que fue un cubo de agua fría, tantos masajes perineales (que no son cómodos precisamente), tanto yoga, tanto controlar el dolor…¿para una cesárea?. Pero tuve suerte de que mi pareja pudo acompañarme en el quirófano y vivimos aquél momento como algo realmente mágico. De hecho, quiero tener más hijos y sin dudarlo volveré a intentar un parto natural.
    Mi consejo, es que lleveis una idea de parto, cómo queréis que sea, pero ir abiertas de mente, si se alarga y os cansais, valorar epidural, si habéis pensado poneros epidural pero llegáis dilatadas de 8, valorar un parto natural, e incluso pensar puede ser instrumental o cesárea. Visualizar también esos partos para los que no vas preparada y que aunque no es lo normal pueden ocurrir.
    Y sobretodo, ánimo! y mentalidad positiva! porque el momento del parto es mágico pero la maternidad es aún mejor.

    • Mil gracias Patricia por tu comentario! Eres una campeona y luchadora! Aunque fue cesárea, en tu caso viviste un parto natural! Solo te falto el último empujón! Estoy segura que en el siguiente lo consigues! Un abrazote enorme

  6. Hola Laura, soy Diana de las clases de preparación al parto.

    Quería contactar contigo para contarte mi experiencia y que sepas que tus clases me ayudaron mucho en su momento. He dado a luz el 23F jajaja de \”golpe\”, empecé con dolores el viernes 22 de febrero sobre las 6h de la tarde, pero sobre las 10h de la noche perdí el tapón mucoso, llegué a la clínica porque mi madre estaba estresada de que soy primeriza y haber si no voy a reconocer cuando tengo que ir, le dije que estaba muy preparada y sabía que aun no…pero bueno ya se sabe como son las madres…

    Llegamos a la clínica HM Nuevo Belén y el gyne dijo que tenía el cuello borrado pero no dilatado, así que para casita.

    Sobre las 3h de la mañana del sábado empecé con dolores un poquito más fuertes pero leves dormí hasta las 6h cuando me despertó un dolor fuertote, así que desperté a mi madre y dije ya habían empezado pero que eran cada 30 min.

    Tomé una ducha caliente, me vestí y me puse encima de la pelota (mi madre se reía pensando que no me iba a servir), iban en aumento los dolores pero lo llevaba bien con ejercicios de respiración, música relajante, mi marido a mi lado con masajes en la espalda que se tuvo que estudiar mirando los vídeos del blog unos días antes jajajaja

    Sobre las 10h desayuné y fuimos al hospital porque eran cada 15min. Cuando llegamos estaba de 2cm, me ingresaron, pedí la pelota y me la trajeron, me pusieron suero y el monitoring pero yo seguía de pié. Tengo que precisar que me presionaron mucho para que me pusiera la epidural, cada vez que entraba alguien me preguntaban si quería la epidural, me llegó a decir una enfermera o matrona que no aguantaría hasta el final… y me sentó fatal.

    La matrona que se ocupó de mí me dijo que tenía para 10 horas porque soy primeriza, estaba de 4cm.

    Mi madre me vió muy fuerte para aguantar, seguí con mi respiración y mis ejercicios (y si miré la chuleta de las clases jajajaja).

    Mi gyne llegó y estába de 6cm, me habían aumentado la oxitocina y ahi si que me dolía mucho porque entre pis y pis se rompió la bolsa y no me había dado cuenta. Mi gyne me dijo que porqué quería sufrir? me convenció y al final dije que sí a la epidural.

    Mi gyne dijo que me quedaban 2h, pero ni eso, porque en cuanto me pusieron la epidural sentí la cabeza y ganas de empujar, la matrona me aconsejo no empujar así que hice la respiración adecuada y de repente tuve que empujar a los pocos minutos.

    La matrona me preguntó varias veces si era primeriza por la rápida dilatación que tuve entre las 10h y las 14h50 que nació mi hijo de 3kg290 por via vaginal y con 3 puntos de episiotomía (porque no hice muchos ejercicios del suelo pélvico jejeje).

    En definitiva, tuve un parto muy bueno, gracias a que iba muy predispuesta y siempre positiva, con risas desde por la mañana hasta el parto.

    Anecdota: ” mi madre se quedó mirándome empujar y tuve que decirle que me agarrara de la espalda para que me pudiera apoyar y no me echara para atrás jajajaja como en las clases de preparación al parto..

    Muchas gracias por tus ánimos que me ayudaron mucho….

    • Que bonito comentario!! y que bonito parto!!… Muchas gracias Diana por contarnos tu experiencia. Y gracias también al resto de mamás!!

      Me alegro que te sirvieran mis clases!! Fuiste una valiente y lo hiciste genial!!

      Al leerlo me ha encantado y me he emocionado.

      Eso de llevarse chuletas con mis apuntes no vale!!!! jajaja Y para ser primeriza · 3 puntos está muy bien.

  7. Hola!
    Antes de nada deciros que me encanta vuestra página, es preciosa y con mucho gusto. Ademas de dar toda la información que necesitamos.
    Me gustaría contar mi experiencia ya que es diferente, vista desde otra perspectiva que jamas me hubiera imaginado.
    Siempre habia visualizado mi parto de manera natural, usando técnicas de relajación para no tener que hacer uso de la Epidural, ya que tiene tan mala propaganda.
    Me había preparado para ese momento tan especial y tenía claro que era lo que quería y como lo quería. Quería tener un parto lo menos medicalizado, sin epidural, por supuesto sin forceps y en la postura de lateral, que es con la que más me sentía agusto. Llevaba mi plan de parto redactado y muy concienzada sobre el momento que iba a vivir.
    Un 7 de agosto, rompo aguas mientras estoy en casa, las aguas son oscuras, por lo que intento organizar todo con cierta rapidez aunque con calma, me di un baño, llame a mi marido… bueno lo tipico y normal. Teniamos que ir a 100km de distancia al hospital que habia elegido por ser un hospital que promovian el parto respetado.
    Las contracciones estaban bien, eran fuertes pero soportables, asique el viaje no fue dificil. Al llegar me pusieron los monitores y me exploraron, estaba con el cuello inmaduro y no querían esperar mucho asique me pusieron Oxitocina nada más llegar. Para mi, el error con mayusculas mas grande!
    Mis contracciones cambiaron, comenzaron a ser insoportables, menos espaciadas y cada vez más fuertes.
    Cada vez que venía la matrona yo le decia un No rotundo a ponerme la Epidural, quería ser fiel a mi planing de como iba a ir mi parto.
    Tras 5 horas de dolor insoportable, y tras muchas visitas de la matrona recordandome el bien que me iba a hacer la epidural, decido que me exploren y tras ver como estaba decidiamos. Estaba de 1cm. Mi fuerza se derribo! No me creía que sólo llevara 1cm de dilatación despues de tanto tiempo y de ese dolor que estaba sintiendo.
    Así es que decido que me pongan la Epidural.
    Como me formé muy bien con una Fisioterapeuta, hice todo lo que ella me dijo en la preparación. En ningun momento me tumbé, en ningún momento me quedé quieta (aun teniendo la epidural) mi chico estuvo moviendome las piernas, cambiando la inclinación de la cama, todo para evitar que mi bebé se quedara parado.
    A la hora de ponerme la epidural nació mi estrella, mi niña pequeña.
    En el paritorio pujé como me enseño mi Fisio y ellos me indicaban otra forma, la tipica de “haz caca”, pero no sabía hacerlo así, yo habia entrenado mucho el pujo que mi fisio me enseñó. Pero tras la insistencia de la matrona cambie el pujo, lo que más me gustó fue que el propio ginecologo dijo que siguiera pujando como habia aprendido, que era mucho más eficaz. Y en dos empujones la tuve conmigo.
    La reflexión que hago tras mi parto, es que en realidad una madre entrenada puede conseguir un parto perfecto, con o sin epidural, no es el enemigo del parto. El enemigo del parto, en realidad es la quietud y estar tumbada.
    Gracias a Fisios como vosotras, conseguí dar a luz sin dolor y sin problemas.
    Gracias!

  8. En la preparación al parto de mi primera hija tuve la suerte de asistir con Laura, a parte de su trato, su cercanía, su simpatía y que es encantadora, sabía darnos consejos muy útiles, desde como sobrellevar las contracciones que preceden al parto, hasta las respiraciones para los pujos.
    Como ya Laura nos decía, cada mujer reacciona de un modo diferente al dolor de las contracciones, en mi caso, lo único que quería era estar tumbada, muy quieta, muy quieta, cerrar los ojos, respirar y esperar que se pasara. Las cosas que ví en las clases de madres que quieren ponerse a cuatro patas, o colgarse del marido, etc…. me resultaban poco atractivas en ese momento.
    La verdad es que mi parto fue estupendo. Estaba en casa completamente extasiada de calor(era un 13 de agosto en Madrid) y de repente empecé a notar un dolor más fuerte de lo normal, me puse a cronometrar el tiempo entre dolor y dolor y ya ví que era periódico. Así que avisé a mi marido y decidimos irnos al hospital, el dolor no era muy fuerte, así que no lo estaba pasando muy mal. Al ponerme en monitores la matrona decidió que era mejor que me ingresaran y me dieron habitación. Pasó la noche, las contracciones seguían igual, yo estaba dilatada de 3 cm y aunque pasaban las horas, el dolor no aumentaba y la dilatación tampoco. A las 7 de la mañana me bajaron al paritorio y allí me pusieron oxitocina y al rato
    después de que la matrona comprobase que ya estaba más dilatada me pusieron también la epidural, a partir de ahí, no notaba ningún dolor, notaba como venía la contracción pero no me dolía. A las 10.45 después de literalmente 3 empujones le ví la carita a Emma, por fin mi niña. Los días posteriores estaba dolorida pero me encontraba muy bien. Fué todo también que antes de los 3 años ya estaba pariendo a mi segunda hija!!!
    También fuí a clases de postparto con Laura y me enseñó unas 2000 formas de hacer hipopresivas, jaja. y muchos ejercicios para cuidar el suelo pélvico. Hizo tanto hincapié en eso que la verdad fue lo que más en serio me tomé porque con 32 años no quería reírme o toser y que me se mojaran las braguitas (hablando claro) desde entonces cada vez que toso, me levanto del sofá, estornudo y me río me acuerdo de Laura y puedo decir que mi suelo pélvico está mejor que nunca.

    En fin, que la experiencia fué muy buena y la verdad es que los consejos de Laura me sirvieron de mucho, no voy a tener más niños pero a todo el mundo que conozco se la recomiendo porque se que es un acierto seguro.

    Mil gracias por todo Laura!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.